De las sagas de Naecodlog...

Lugar de armonía; entorno en sintonía con las cosas que vemos o sentimos.
Compartamos lo que sea; en algo tan pequeño como una flor... o tan grande, depende de como se vea.

lunes, 16 de noviembre de 2009

Tribulaciones del Camino

Nací de la tierra... o al menos eso creen los gigantes despiadados. No se de donde vine ni a donde voy, sólo se lo que tengo que hacer y para qué vivo.

Era muy jóven cuando comenzó mi labor y ni siquiera mi madre era capaz de adivinar a que clase pertenecía, ya que mi cuerpo no era de los más enormes pero sí de una complexión muy dura y flexible.
El tiempo de mi clasificación se acercaba por entonces si no hubiera sido por la crecida de un río, súbita e infrecuente para la época, dijeron mis mayores, que asoló hasta lo que no se podía ver y llevó a la mayoría de mi gente; en lugar de mi desgracia fue una doncella criada la que me salvó, arrojándome desde piedras escarpadas a punto de sucumbir al agua hacia un loto con primer parada a tierra firme.

Varios soles extraviado sin noticias de la colonia, asimismo las contuciones desaparecieron velozmente; no pudiendo decir lo mismo del fango pegado a mis extremidades que causaron mi atraso. Un sol mucho más brillante me reanimó a buscar la tierra seca y fresca de todo el mundo... a donde podrían haber ido: la tierra de la colina...

El solitario recorrido comenzó antes del ocaso, precisamente al trepar una hiedra más larga que una lombriz, y en seguida matuve una corta conversación con unos sujetos inagotables, que indudablemente antes de morir de cansancio por sus andares, perecerían si no acordaran el ritmo sus decenas de patas; al rato les dí mis gracias.

En primer lugar evitaría cualquier laguna conocida por muchos como resguardadora de batracios, que salvo las termitas, nadie merece acabar en su pegajosa lengua. Y como era de esperar me encontré con laberintos de enredaderas en los que pasé mucho tiempo.
Fue ahí donde hallé a dos hermanos míos, con unos soles más en edad y mutilados a causa del enorme desborde: uno perdió una pata delantera, valla problema; el otro una pata trasera y media, que rengueaba más aún. Gemelos orgullosos los llamé, porque les pedí "por favor" mi asistencia el total de veces como extremidades tengo, y hasta el final llegamos y me agradecieron.

Podría estar horas contando las grandes hazañas que experimentamos y los amigos que hemos hecho, hasta batallas con termitas solitarias... ¡pero claro!, no todo fue grato. Sucedió que en un crepúsculo, en el risco donde mandé a avistar a un buen grillo, este fue aplastado de arriba a abajo por un escorpión negro.
Fue nuestro enfrentamiento más duradero, ya que su piel era tan poderosa al igual que mis propias mandíbulas, las más aptas; ese día vencimos quince guerreros peleando a la par, aunque sufrí la baja dolorosa de mi querido amigo grillo envenenado, y mareado por este también le pedí perdón... y no lo aceptó, y me besó.


La vida me hizo del tipo guerrero porque así lo he decidido desde el momento que caminé hacia el lado opuesto del río. Aunque en la copa del último notro no había noticias de mi colonia quise comenzar a creer que fuí el primero en llegar.
Pero lo que me había llamado la atención fue un gigante, que en su tristeza musitaba el dolor de no poder llegar a la cresta de la montaña. No comprendí hasta ahora su propósito de vida, el sentido de querer llegar al pico más alto sin poder agradecer el [corto] trayecto hasta una colina.

Al quinto día, una abeja me hizo saber que los míos se encontraban del otro lado de un camino de gigantes, sin embargo... ya sería otra historia.




[ ¡Muy buenas a todos mis amigos bloggeros!
He desaparecido un tiempo gracias al trabajo que me enganchó con un anzuelo de pezca, un bien necesario =)
Disculpen si tardé en responderles, los saludaré uno por uno mientras vuelvo por estos andares =D
Abrazo cálido, y gracias siempre por sus buenas vibras.
]



Maxwell Walt.

27 hijos del aire libre:

luciernagadeluz dijo...

Mi Max querido como te he echado de menos. Por fin tu entrada y por la puerta grande si señor que lo que leo me encanta y como no viniendo de ti. Tú naciste para ser guerrero pues la fuerza con la que vives no te deja ser de otra manera posible y sabes? en la lucha por la vida los guerreros como tú son los que terminan venciendo. Que entrada mas bella Un beso grande y no desaparezcas por tanto tiempo que se nos hace la espera muy larga.

Timoteo Estevez dijo...

siempre estaré aqui max... saludos y hay que tomarse tiempo libre a veces...

Sensi dijo...

Hola Max en la vida hay que tomarse tiempo para descansar y respirar un poquito...aunque ha sido por motivo de trabajo, hoy en día el trabajo no esta para decir que no.
Muy buena entrada...
Te deseo un feliz fin de semana...Sensi

Ni εїз dijo...

hola!!!
lucha continua y aprender a disfrutar del camino...
muy buen relato! asi q... valio la pena la espera =P
tengo una sorpresa para ti en mi blog ...
saludos!

Isabel Estercita Lew dijo...

Muy lindo tu relato, por momentos me recordó "un cuento de mil cuentos", un libro que leí hace mucho tiempo y me hizo volar por cielos diferentes, como el tuyo.

Estercita

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Muy buen relato Maxwell!! Es un gran placer haber llegado hasta aquí y haberme encontrado con tremendo escritor! Aquí estaré.
Cariños!

Maxwell Walt dijo...

Deray! sos la primera que me ha empujado a esto; y hermosas son tus palabras, que me dan un poco más de fuerza cada vez que te leo y mucho más cuando hablo contigo. No puedo llegar a agradecerte tanto tu preocupación.
Agradezco eso, todo eso... y la estima que me tienes!

Alguien me dijo que tengo tanta fuerza para el bien como para el mal!
Yo siempre opto y optaré por todo lo que vale nomás.

No desapareceré más así, ni por cualquier maestro chino, jejeje

Gracias^^ un cálido abrazo!

Maxwell Walt dijo...

Timoteo y Sensi!
Los dos tienen razón...
Eso me hace acordar a un tema de los Guns and Roses, muy conocido, que dice: "Todos necesitamos algun tiempo para nosotros mismos"
Se me vino a la mente y no lo pude evitar!
Pero cuando el negocio aparece no hay que desaprovecharlo! jajaja

Gracias a ambos! les deseo lo mejor para el finde :D

Maxwell Walt dijo...

Y a tí, Ely!
Ya me etuviste que levantar el autoestima con tu satisfecha espera^^
Hay que añorar cada paso!
Gracias y también por empujarme (y retarme) jejeje!
Abrazo!!!

( Estoy pasando a por mi sorpresa, niña ;) )

Maxwell Walt dijo...

Isabel, "un cuento de mil cuentos" me suena mucho ese nombre!
Creo que se cual es si no me estoy confundiendo con otro libro.
Voy a conseguirlo mañana en la librería.

Gracias por tu mensaje :)

Beso enorme!

Maxwell Walt dijo...

Sol!
Llendo de blog en blog, uno mismo se termina encontrando con un buen escritor, o escritora en este caso.
Tienes un puño especial para la escritura, me impresionó la emotividad de eso.

Es gratificante lo que me acabas de decir!
Nos estamos leyendo!
Un beso!!!

Soy la que soy dijo...

Siempre me gusta llegar aquí y encontrarme con esa facilidad tan tuya de narrar lo que te apetezca, tan precisamente y tan natural .

Enhorabuena por ese don.

Las verdad es que el trabajo nos tiene a todos un poco "fuera de juego"... ya quisiera yo tener un poco de más tiempo.

Un abrazo y feliz fin de semana.

DAPHNE dijo...

Hola , Maxwell Walt , gracias por tus palabras en mi blog , te lo agradezco . me he quedado aquí un ratito y me parece genial tu relato , desde luego que hay que aprender a luchar para sobrevivir .
Besitos dulces .

CalidaSirena dijo...

Los guerreros son los que saben afrontar la vida día a día..
Me encanta tu rincón guerrero, gracias por visitar una de mis orillas..
Volveré a leerte..
Un beso muy cálido

Sweety dijo...

Gracias a tu comentario, he podido descubrir tu blog. Voy a seguir leyendo a ver que me encuentro.

Un saludo!

SANDRA... dijo...

Hola Max, agradezco tu visita a mi blog y tus lindas palabras, como así que me permitas conocer tu blog. Me encantó leerte y vendré por aquí, si me lo permites, a disfrutar de tus escritos. Este, por cierto, es muy hermoso.
Besitosssssssssssssssssssssss.

Cele dijo...

Hola de nuevo, te mande un correo agradeciendote tu visita. Por lo que he leido se te echa mucho de menos, bueno creo que tengo mucho que leer para ponerme al dia, pero me gusta como escribes. Recibe un cariñoso saludo de esta nueva que se apunta a tus historias

Maxwell Walt dijo...

"Soy la que Soy", me siento más completo y me alegra en el corazón que te gusten mis escritos; quiere decir que algo bueno son ;) jajaja
¡Gracias por el halago y tu descripción!

Si no acordamos un tiempito para nosotros aunque sea en el fin de semana. Habrá que esperar el próximo feriado, jejeje.

Beso enorme y abrazo! =)

Maxwell Walt dijo...

DAPHNE y CalidaSirena, dicen que el guerrero es capaz de ver las vivencias de un niño en la supervivencia de la guerra misma.
Todos lo somos en nuestra vida cotidiana.

¡Siempre son bienvenidas aquí!
Agradezco su mensaje.

Besos enormes!!!!

Maxwell Walt dijo...

Sweety, ¿viste esto?... lo de caer en blog en blog :) tuve la suerte de caer en el tuyo también.

SANDRA, eres más que bienvenida a mi casa, pasate cuando quieras. Me alegro que te haya gustado mi escrito; Gracias =)
Eso sí, pasaré también por la tuya, si me lo permites ;)

Besos!!!!!!

Maxwell Walt dijo...

Hola, Cele,

Gracias por tu atención, en estos momentos estoy leyendo tu mail. Tus causas son nobles y productivas, tratar de sacar una sonrisa siempre en las personas; voy a participar de tu blog :)

¡Me alegro de tenerte aquí y eres siempre recibida con brazos abiertos!
Espero que no me extrañen más, pues no me iré =)

Abrazo y beso :)!

Pilar "Camino del sur" dijo...

Max un gran abrazo y gracias por tenerme entre tus blogs amigos. Poco a poco iré leyendo tus escritos, la música muy buena, me ha gustado lo que he visto, espero sigamos visitándonos.

Cariños

¸.•*♥¸.Angy¸.•*♥¸. dijo...

Bellísimo relato, gracias por compartir!

Un abrazo y feliz domingo!

Carla dijo...

Interesante texto. me pareció muy atrapante. Me gusto mucho.

Estrella Altair dijo...

Hola Max, que alegria verte otra vez de nuevo con tus gigantes buscando la otra orilla y sus amigos los grillos y sus peleas, es bonito....

Me gusta verte otra vez por mi casita.

Un besazo

Yob dijo...

Buena historia, muy amena y cálida como tu blog. Se nota que te gusta darle la vida a las letras y volver el lector partícipe de la historia, muy bueno eso. Te voy siguiendo.

Saludos.

Maxwell Walt dijo...

Muchas Gracias a todos ustedes por sus cálidas palabras; por sentirse dentro de uno de mis cuentos.
El placer es mío por tenerlos en mi hogar =)

Abrazos y besos!